En una sociedad tan globalizada y donde la información fluye rápidamente gracias a Internet nos encontramos con numerosos artículos que prodigan las ventajas de una determinada dieta, o como el que recientemente se ha publicado en el portal digital de El País, con un titular atrayente, “Si vas a hacer dieta, que sea una de estas dos” (Al final del post os indico el enlace a la noticia).

En este post se busca la mejor dieta dentro del gran maremágnum que existen: la dieta baja en azúcar, la rica en azúcar, del ayuno intermitente, la hiperproteica, la vegetariana (sin especificar a cuál o cuales se refiere, pues son innumerables las que hay), del portfolio (mejor no comentarla), de la baja en grasas, de la dash, de la mediterránea, de la nórdica (supongo que se refiere tanto a la báltica como a la celta) y se olvida de algunas como la FODMAP´s que tanto interés suscita entre dermatólogos y gastroenterólogos.

Como veis, si en variedad se refiere, no tendríamos espacio ni tiempo suficiente para enumerarlas siquiera.

Hay que entender que no todas las dietas las pueden llevar cualquier persona, y si nos preguntan cuál de las dietas para adelgazar son las más sanas y que ayudan a mantener el peso en el tiempo es obligado puntualizar dos aspectos fundamentales.

Para adelgazar no es cuestión de un único sistema dietético.

Para que una bajada de peso sea eficaz y para siempre hay que manejar tratamientos que manejen diferentes mecanismos metabólicos (como los proteicos, por índices glucémicos, crononutrición, hiperglucogénicos, proteinados e, incluso ocasionalmente, disociados). Sólo así es posible finalizar con éxito el tratamiento contra el desánimo y las recaídas habituales en cualquier tratamiento de adelgazamiento.

En resumen, las dietas más sanas para corregir la diabetes, hipertensión, colesterol… son cualquiera que corrija el síndrome metabólico (tripa cervecera) y que durante el tratamiento se le enseñe al paciente la auténtica dieta mediterránea. Es fundamental en este tipo de alimentación encontrar un equilibrio correcto entre las grasas omegas 6 y 3. Y esto se consigue cuando la dieta es supervisada por profesionales experimentados que no tienen en cuenta que tipos de dieta están simplemente de moda, sino los alimentos que deben integrar tu día a día gastronómico.

Para mantener el peso conseguido permanentemente y evitar el tan odiado efecto rebote, ninguna dieta por si sola te garantiza el resultado.

Solo cuando comprendemos que debemos cambiar nuestra forma de comer, entender cuáles son los errores que cometemos y lo vamos corrigiendo mientras dura el tratamiento de pérdida de peso, es cuando aprendemos a comer correctamente, alimentándonos como se debe, sin pasar hambre y disfrutando del placer de la comida. Es en ese momento, cuando nos damos cuenta que una onza de chocolate, un bocadillo de panceta con pimientos o un trozo de pizza no provoca ni colesterol ni hipertensión. No es un problema puntual de los alimentos en concretos sino una situación global de nuestra forma de alimentarnos

Por ello, cuando en CEOME leemos este tipo de artículos somos consciente de la importancia de informar correctamente a la sociedad de que no existe ninguna dieta milagro y que toda pérdida de peso para que perdure en el tiempo ha de pasar por los tres pilares básicos del Método CEOME (¿cuáles son? )

Para los más curiosos, aquí os dejamos ese enlace sobre cuáles son las dietas más efectivas según la sección de nutrición en buenavida de El País (ver post)

ÚLTIMOS POSTS

Dr. Adrián Molero
Dr. Adrián Molero

Clínica Alicante

Miércoles 13:00 – 20:00
Jueves 9:30 – 19:30
Viernes 09:00 – 14:00

Clínica Murcia

Martes 9:00 – 20:00
Nuestras ventajas

Tratamiento para la obesidad, el bajo peso, síndrome metabólico y otras patologías.

Consolidación de hábitos saludables alimentarios.

Para superar problemas de salud tales como el cansancio crónico, estrés, alergias, diversas infecciones, trastornos del humor y del sueño, alteraciones del apetito, etc

Solicita una consulta con CEOME

Con nuestro método CEOME, enseñamos a comer modificando esos malos hábitos que impiden que alcances tu peso ideal.

Soy mayor de 14, he leído y acepto el aviso legal

Consiento recibir comunicaciones comerciales.